COMBATE PvP

(Personaje contra Personaje)

El nuevo sistema de Leyendas de Gholindia está basado en una simple comparativa de un número asociado al poder de combate de cada personaje jugador. Este número dependerá de la clase, el equipo y las circunstancias especiales que rodean al personaje. Está pensado para que sea lo más simple y rápido posible, y de lugar a negociación entre jugadores, que pactarán como se desarrolla la escena.

 

Todos los jugadores llevarán un Marcador con su puntuación de Poder en una pulsera. El Marcador siempre permanece cubierto, y solo se descubre en el preciso momento en que debe compararlo con el de otro jugador para un combate.

 

Solo los narradores pueden cambiar el número de Poder de un jugador, aunque se pueden emplear otros modificadores circunstanciales. Algunas clases de personaje, por ejemplo, tienen aptitudes especiales que pueden cambiar esto.

 

Para iniciar un combate, uno de los jugadores implicados deberá decir “duelo”. En ese momento se para el roleo y se pasa a negociar la escena.

 

Los jugadores implicados pactan de antemano si será un combate a muerte o no. Luego comparan sus números, y narran lo que ocurre. En caso de un empate (si no hay un guerrero que desempata por su ventaja táctica), ambos jugadores deberán pactar lo que ocurre: si quedan ambos heridos, si unos de los dos huye, etc.

 

En el momento en que se dice la palabra “duelo” habrá un margen de 5 segundos para que uno o varios jugadores decidan unirse a la contienda, utilizando la palabra “intervengo”. Tras esos 5 segundos nadie podrá intervenir en el combate, y si quiere formar parte de lo que está ocurriendo deberá esperar a que finalice.

 

El jugador o jugadores que se unan al duelo deberán decir a qué bando se une. En ese momento, y siempre antes de comparar los números, un jugador puede dejar el combate reanudando el roleo, y dando lugar a una escena en la que huye o intenta salir del problema hablando. Cuando se crean combates múltiples, simplemente se suma la puntuación de ambos bandos.

 

En el momento en que se declara duelo, cada uno de los jugadores implicados tendrá derecho a declarar una acción a elegir: utilizar una bendición, beber una poción, lanzar un conjuro. En el caso de los conjuros, si se trata de uno que finaliza el combate (parálisis, dormir, cegar, etc), tiene prioridad sobre las demás acciones, y no llegarían a compararse los números, simplemente el combate acaba ahí. Un personaje que quede en un estado de indefensión por un conjuro de ese estilo no puede ser atacado hasta que vuelva a poder defenderse, a no ser que la víctima esté deacuerdo. Esta norma es para evitar abusos, debido a nuestra filosofía de juego.

 

Si hay más de un jugador que declara que va a lanzar un conjuro, el que pertenezca al bando con más puntuación de Poder sumanda será quien lo lance primero. Si por efecto del primer conjuro que se lance finaliza el combate, los demás no llegarán a gastar el suyo.

 

En el caso de los combates no letales (que esperamos sean la mayoría), el perdedor quedará fuera de combate, es decir, no podrá caminar ni defenderse hasta ser ayudado (pero tampoco se le puede rematar, a no ser que el jugador esté deacuerdo, por lo que explicamos arriba). Y deberá quedarse en el suelo, sentado, o con el puño en alto sin moverse del lugar, hasta que venga otro jugador a ayudarle. Este le llevará a la enfermería para que (si quiere) le maquillen una herida de combate. Opcionalmente, si es un sacerdote puede llevarle al templo en lugar de la enfermería para (gastando uno de sus conjuros curativos) realizarle una sanación divina y sin cicatrices (aunque un sacerdote de Jana seguramente permitiría que le quedara una fea cicatriz para recordarle su gesta). Este sistema sirve para que cuando seas herido en combate tengas una consecuencia menor, que en este caso es simplemente esperar a que te lleve alguien a otro punto del mapa y “perder un poco de tiempo”. La sanación y heridas en las aventuras funcionan de manera distinta.

Colabora:
caldero.png
Mecenas Tercera edición:

Paco Moreno

Carlos Rodriguez

Diego Pastor

Eva Aelfeth

Miguel Martínez

Daniel Blanco

Patrick Jensen

Yolanda Rodrigo

Ángel Guede
One-Larp-Man
Friki del Rol, director y guionista de cine, actor aficionado, amante de la comida y la buena cerveza
Síguenos:
  • White YouTube Icon